lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Cómo hacer una parafrasis?

Primero hay que tener presente que una paráfrasis es decir con tus propias palabras lo que acabas de leer.
Para hacer una buena paráfrasis, primero tienes que leer por lo menos dos o tres veces el tema y subrayar con un resaltador los puntos más interesantes. Es importante leer cada detalle del texto ya que así sabrás muy bien los puntos más relevantes del tema. Una vez subrayados intenta comprender el contenido, evita aprendértelo de memoria porque si se te llega a olvidar una palabra se te olvida todo. Lo mejor entenderlo, así cuando te toque parafrasear, lo harás con tus propias palabras.
Pero antes de parafrasear, debes saber cómo hacer una buena conclusión.



Cuento "La Gata Encantada"

Erase un principe muy admirado en su reino. Todas las jovenes casaderas deseaban tenerle por esposo. Pero el no se fijaba en ninguna y pasaba su tiempo jugando con Zapaquilda, una preciosa gatita, junto a las llamas del hogar. Un dia, dijo en voz alta: Eres tan cariñosa y adorable que, si fueras mujer, me casaria contigo.En el mismo instante aparecio en la estancia el Hada de los Imposibles, que dijo:Principe tus deseos se han cumplido.El joven, deslumbrado, descubrio junto a el a Zapaquilda, convertida en una bellisima muchacha.Al día siguiente se celebraban las bodas y todos los nobles y pobres del reino que acudieron al banquete se extasiaron ante la hermosa y dulce novia. Pero, de pronto, vieron a la joven lanzarse sobre un ratoncillo que zigzagueaba por el salon y zamparselo en cuanto lo hubo atrapado. El principe empezo entonces a llamar al Hada de los Imposibles para que convirtiera a su esposa en la gatita que habia sido. Pero el Hada no acudio, y nadie nos ha contado si tuvo que pasarse la vida contemplando como su esposa daba cuenta de todos los ratones de palacio
Fin.

Intenta parafrasear esta historia...

2 comentarios:

  1. Había una vez un príncipe que era muy admirado por su reino. Todas las jóvenes en edad de casarse deseaban conquistarlo y casarse con él. Pero el príncipe sólo tenía amor a su gatita Zapaquida y le decía: si fueras mujer no dudaría en casarme contigo. En eso apreció un Hada y le dijo al príncipe: tus deseos son cumplidos. El príncipe vio como su gatita se convierte en una linda joven y decide casarse con ella; todos los nobles y pobres acudieron a su despampanante boda y admirando la belleza de la joven. Pero, sucedió que la joven ve un ratoncillo que andaba corriendo de un lugar a otro en el salón y Zamparselo corrió tras de él hasta atraparlo. El príncipe llama a la Hada de los Imposibles para que convirtiera a su esposa en la gatita que siempre había sido. Pero la Hada no acudió y más nadie ha sabido si el príncipe tuvo que pasarse la vida contemplando como su esposa daba cuenta de todos los ratoncillos del palacio.

    ResponderEliminar